domingo, 15 de mayo de 2016

Tips para que tu hijo le saque provecho a un campamento de verano



Dicen que los niños que han vivido sus vacaciones en campamentos de verano tienen un recuerdo adicional que sumar a los ya existentes.

Si quieres conocer mucho más acerca de un universo diferente en el que cada segundo podrás reconocer y descubrir nuevas experiencias, puedes ayudar a tu hijo a que saque provecho a sus vacaciones.

¿Cómo? Propón unos meses veraniegos de campamento de verano en el que aprenda inglés y conozca a los mejores amigos de su niñez y, posiblemente, de su adolescencia.

4 tips para vivir un campamento de verano como nunca antes


1. Privado versus público

Tanto uno como otro tienen sus ventajas aunque lo cierto es que nos quedamos con el privado por una razón; se trata de los campamentos que suelen contar con profesores y planes bilingües. Justamente por esta razón nos llama tanto la atención ya que consideramos a este tipo de eventos los más idóneos para todos aquellos que estén pensando en llevar a sus hijos a un campamento para que aprenda inglés.

2. Bilingüe o monolingüe

Como ya habíamos comentado anteriormente resulta primordial saber qué es lo que quieres como progenitor. Los colegios bilingües están de moda, en gran medida, porque los requisitos para conseguir en un futuro un trabajo pasan obligatoriamente por el aprendizaje de idiomas tales como el inglés.

3. Un destino o varios

Hay propuestas de campamentos de verano para todos los gustos. Una de las más populares consiste en ofrecer numerosos destinos de campamento de verano. En el caso de que selecciones una empresa que te provea de opciones más cerca de tu ciudad o en el mismísimo extranjero ya que cada son más requeridos este tipo de destinos. Especialmente son populares entre los niños que ya pasan de los 10 años y que están en plena pubertad.

4. Nacional o internacional

Al hilo de lo anterior, el hecho de que los peques quieran conocer cada vez más destinos viene aparejado a su edad y a la curiosidad. Mientras que hace un par de décadas era insólito que los niños viajaran al extranjero (salvo unos pocos) antes de los dieciocho años, actualmente es mucho más sencillo ya que está generalizada la información al respecto y ya se sabe que los beneficios de que nuestros hijos vayan al extranjero mientras son pequeños puede ayudar a su aprendizaje.