lunes, 28 de mayo de 2018

¿Por qué necesitas una red informática cableada aunque tengas Wifi?


¿Por qué necesitas una red informática cableada aunque tengas Wifi?

 
Muchas empresas trabajan casi exclusivamente a través de Internet. A pesar de que el teletrabajo se ha vuelto cada vez más popular, resulta extraño encontrar oficinas en las que los ordenadores no están conectados entre sí.

Esto, que resulta particularmente perjudicial cuando todos los ordenadores utilizan unos mismos periféricos (impresora, escáner, etc.), no deja de tener malas consecuencias desde el punto de vista operacional. En este sentido, acudir a un servicio de instalación de redes informáticas puede permitir que la oficina tenga una tecnología informática bien conectada.
 

La Wifi no es una alternativa al cableado estructurado

En ocasiones los empresarios ven las redes Wifi como una solución más rápida que la necesidad de instalar cables. Muchas veces, esta creencia se debe a la falta de conocimientos sobre cómo instalar una red informática, o cómo hacerlo de manera eficaz, sin que haya cables a la vista. Sin embargo, las redes por cable estructurado siguen siendo mucho más eficaces que la Wifi por varias razones.

1. El cable estructurado es más rápido. Las redes Wifi suelen ser más lentas que las de cable estructurado. Esto es especialmente importante para que las empresas puedan aprovechar bien el ancho de banda del que disponen.

2. Las redes Wifi tienen más problemas de conectividad. Generalmente, una red por cable estructurado tiene una mayor estabilidad que una red por Wifi, que puede verse perjudicada más fácilmente por interferencias y problemas de conexión.

3. Problemas de compatibilidad. En ocasiones, los ordenadores que tenemos o el sistema operativo no es del todo compatible con nuestra red Wifi, por lo que a veces hará falta comprar una tarjeta nueva de red. Este problema se solucionaría si, en lugar de utilizar la tarjeta Wifi, utilizamos un cable.
 
4. Problemas de seguridad. Por otro lado, va a ser mucho más seguro para tu empresa que se conecte a través de cable, que por una red Wifi, cuyo nivel de seguridad es inferior al de las redes por cable estructurado UTP.

5. Mayor número de nodos. En una red por cable, al disponer cada nodo de mayor ancho de banda, existe también más posibilidad de introducir nuevos equipos. Sin embargo, una gran cantidad de equipos informáticos conectados a una misma red Wifi pueden ofrecer un peor rendimiento a cada computadora.

Éstas y otras razones nos llevan a pensar que es más conveniente para el entorno de trabajo disponer de un sistema de cableado. No obstante, también es conveniente utilizar una red por cable para facilitar el uso y la gestión de determinados periféricos, como las impresoras o escáner, que habitualmente deben gestionar múltiples ordenadores.
 

Organización de oficinas y salas de ordenadores

 
Cuando entras a cualquier oficina, sala de conferencias o sala de ordenadores en un instituto o empresa, vas a encontrar que existe un cable de conexión a Internet. Esto se debe a que estos edificios están adaptados y optimizados para que se pueda crear una red informática profesional, lo cual es de gran ayuda en entornos donde va a haber muchas personas al mismo tiempo utilizando la red.

Tengamos en cuenta también que en los entornos laborales o estudiantiles, cuando existe la necesidad de desarrollar trabajos en red, una red informática cableada facilita mucho más la gestión del aula, pudiendo pasar archivos de un ordenador a otro sin necesidad de que se haga a través de Internet, o pudiendo recibir todos los equipos una misma imagen en la pantalla.

Cuando trabajamos con programas en la nube que requieren de una buena velocidad, o utilizamos los ordenadores para subir bases de datos pesadas, o descargar archivos, también es de gran importancia que la red pueda proporcionar un buen rendimiento al usuario.
 

Cómo instalar redes informáticas de forma profesional

 
Cada entorno tiene sus propias características, de acuerdo con el lugar, los dispositivos y la finalidad con la que se quiere instalar la red.

En este sentido, es de gran importancia solicitar el asesoramiento de expertos en redes informáticas que nos puedan proporcionar la información adecuada para instalar una red eficaz.

A medida que la red resulta más compleja y hay mayor número de nodos, también resulta más arriesgado apostar por un tipo de red u otra. Es preciso tener en cuenta los usos, circunstancias y tecnología disponible para proporcionar una red que proporcione el rendimiento y la eficacia profesionales que un entorno de trabajo necesita.

Si tu empresa no utiliza una red informática de cableado estructurado, probablemente esté experimentando problemas de productividad: retrasos, tareas duplicadas y complicaciones debido a la falta de disponibilidad de la tecnología. Lo más conveniente en estos casos no es seguir arrastrando el problema y realizando tareas incómodas, sino adaptar la tecnología a través de una red informática que nos resulte particularmente útil.

¿Está tu empresa utilizando su propia red informática de cable estructurado, o se maneja a través de la red? Te invitamos a dejarnos tus impresiones en los comentarios.